14 de septiembre de 2008

LA CALZADA ROMANA "VÍA DA ESTRELA"

© Copyright JUAN GIL MONTES 2008

Iter ab Emerita
Bracaram

Descripción del itinerario de la calzada romana del Puente de Alcántara por la Sierra de la Estrella: Un camino emergente hacia Santiago de Compostela.

Puerta del Peregrino, Iglesia de Santiago Apóstol en Cáceres

INTRODUCCIÓN:

Presentamos el Iter ab Emerita Bracaram, es decir, la carretera o estrada construida en el siglo I d. C. desde Emerita Augusta, capital de la provincia de Lusitania, hasta la ciudad de Bracara Augusta, capital de la provincia de Gallaecia, rebasando el río Tajo por el majestuoso Puente Romano de Alcántara levantado por la contribución de varios municipios lusitanos.
Si exceptuamos este emblemático y famoso Puente de Alcántara, se trata actualmente de un camino olvidado, que carece de un nombre concreto para todo su recorrido, siendo conocido alguno de sus tramos como "Camino de los Charros" y otros más lejanos como “Estrada dos Almocreves” y como “Estrada de Viriato y de Herodes”. Sin embargo, nosotros le hemos denominado: “VÍA DA ESTRELA” , teniendo en cuenta el doble simbolismo del camino a Santiago de Compostela y la Vía Láctea que marca su rumbo, así como el topónimo del macizo montañoso que atraviesa en el corazón de Portugal, la "Serra da Estrela".
Esta vía romana enlazaba durante el Bajo Imperio numerosas ciudades fortificadas, todas ellas alineadas en dirección noroeste: La sede metropolitana de Emerita Augusta y Norba Caesarina con los obispados de Egitania, Viseu, Portus Cale y Bracara Augusta, constituyendo durante muchos siglos el eje de las comunicaciones más directo entre los territorios lusitanos y galaicos.

En el siglo X el incipiente culto a Santiago hizo recelar a Almanzor, cuyas tropas toman esta calzada romana en incursión, llegando hasta Santiago de Compostela el día 10 de agosto de 997, arrasan la ciudad, destruyen el monasterio prerrománico dedicado al Apóstol pero respetan su sepulcro. La leyenda cuenta que, por esta vía, los cautivos cristianos cargaron sobre sus hombros hasta Córdoba con las campanas del templo de Santiago, pero dos siglos y medio más tarde éstas hicieron el mismo camino de regreso, portadas ahora por prisioneros musulmanes cuando las recuperó para la cristiandad Fernando III, el Santo.

Durante el reinado de los Reyes Católicos los judíos españoles expulsados de las alhamas de Cáceres, Brozas y Alcántara tomaron esta calzada en su huida de Sefarat, para ir a refugiarse en la villa portuguesa de Belmonte, donde hoy subsiste una numerosa población de origen sefardita.

A lo largo de toda la Edad Moderna esta calzada romana, ahora camino real y cañada trashumante, va a jugar un relevante papel en las no siempre amistosas relaciones hispano-portuguesas. Se utiliza también como camino de peregrinación hacía Santiago de Compostela, encontrándonos en su largo recorrido numerosos testimonios de iglesias y de hospitales de peregrinos bajo la advocación del santo Apóstol.

RECORRIDO VIÁRIO:

La "Vía da Estrela" entronca en Norba Caesarina (Cáceres) con la "Vía de la Plata".


Tramo I
: CÁCERES-ALCÁNTARA .

La Ciudad Monumental de Cáceres, declarada Patrimonio de la Humanidad y situada sobre la “Vía de la Plata”, fue en un principio un campamento romano fundado por el general Caecilio Metelo con el nombre de Castra Caecilia. En época de Julio César sobre este campamento se funda una Colonia llamada Norba Caesarina, comenzando a partir de entonces la construcción de una amplia red de calzadas que facilitaron las comunicaciones con otras Colonias y la explotación de su extenso territorio. Una de estas calzadas se dirige al poniente, atravesando en dirección noroeste la provincia lusitana hacia la ciudad galaica de Bracara Augusta.

Cáceres: Palacio de los Golfines de Abajo
http://jugimo.blogspot.com/2008/10/norba-caesarina.html
Puente medieval sobre el arroyo Casillas entre Malpartida y Arroyo de la Luz

Sale la vía de Cáceres Monumental por la puerta oeste, el "Arco de la Estrella", y enfila hacia el camino de Malpartida, dejando a la izquierda el impresionante paisaje de Los Barruecos, cruza por esta localidad y se dirige paralela a la carretera actual hacia el municipio de Arroyo de la Luz.

Los Barruecos, paisaje declarado Monumento de la Naturaleza (Malpartida)
http://jugimo.blogspot.com/2008/10/los-barruecos.html
El castillo de Arroyo de la Luz espera ser convertido en albergue de peregrinos

Desde aquí va en dirección a Brozas donde llega después de atravesar por el valle de la Rivera de Araya y remontar hacía la ermita del Padre Eterno. Desde Brozas, donde hay un antiguo Hospital de Peregrinos de Santiago, y por la llamada “Calzada de los Charros”, la vía se dirige hacía Villa del Rey, pueblo cuya iglesia parroquial está dedicada a Santiago ecuestre.

Puerta de la iglesia de Santa María la Mayor en la villa de Brozas

Continúa la vía por el Camino Viejo de Alcántara, pasando junto al castro romano de "Los Castillejos", hasta alcanzar la ermita de la Virgen Ntra. Sra. de Los Hitos, donde hubo algunos miliarios hoy desaparecidos.

Puente Romano de Alcántara sobre el río Tajo (Cáceres).
La calzada descendiendo hacia el puente y el pueblo de Alcántara al fondo


Tramo II: ALCÁNTARA-IDANHA A VELHA.

Alcántara, es una población medieval famosa por su impresionante puente romano y por la poderosa Orden Militar que tuvo su sede en la Conventual de San Benito.

Conventual de San Benito, sede de la Orden Militar de Alcántara

Después de recorrer detenidamente por el Puente de Alcántara, construido sobre el río Tajo por el arquitecto Caio Julio Lacer en el siglo I d.C. bajo el gobierno del emperador Trajano y sufragado por varias ciudades lusitanas, remontamos el profundo foso del río para llegar a la localidad de Estorninos, donde encontramos una iglesia parroquial dedicada al Apóstol Santiago, y desde allí a Piedras Albas. Desde este último lugar la calzada se dirige por la dehesa boyal hacia la puente romana de Segura, sobre el río Eljas, donde se cruza la frontera hispano-portuguesa y remontamos una empinada cuesta hasta llegar a este bonito pueblo portugués.

Puente romana de Segura, frontera hispano lusa

La vía romana continúa por el valle de la Ribeira da Calçada hacía Alcafozes, atraviesa este pueblo en dirección norte y se dirige al puente romano y medieval sobre el río Ponsul ya en las mismas puertas de las murallas de Idanha-a-Velha, la antigua Igaeditania o Egitania, sede episcopal de la archidiócesis visigoda de Emerita Augusta, donde podemos admirar su cerca romana, la basílica visigoda, el museo de las prensas olearias y sus hermosas calles medievales.

Igaeditania
fue también desde el siglo I a.C. un importante centro minero para la explotación de los placeres auríferos de los ríos Zézere, Ponsul y Erjas, contribuyendo junto con otras ciudades lusitanas a la construcción del magnífico Puente de Alcántara, para dar salida al oro de la Sierra de la Estrella y de la Sierra de Gata hacía la metrópolis de Emerita Augusta.

Murallas romanas de Egitania (Idanha a Velha)

A cidade romana - Civitas Igaeditanorum- e uma autêntica aldeia museu. Desde o ano de 16 a. C. que existem documentos a comprovar a sua existência: numa inscrição datada desse ano, consta a oferta que Quinto Tallio Augurino, cidadão de Emerita Augusta, faz de um relógio de sol aos Igaeditanos. Em 105 a povoação aparece referida numa inscrição na monumental Ponte de Alcántara, como um dos municípios que contribuíram para a sua construção.

Yacimientos auríferos del renombrado "aurifer Tagus" y sus afluentes


Tramo III:
IDANHA A VELHA - BELMONTE.

La vía romana se dirige ahora en dirección oeste por el camino del cementerio de Idanha a Velha, y una vez que ha cruzado la Ribeira de Moinhos , enfila en dirección norte hacia el vecino pueblo de Medellim con sus bonitos balcones de sillares graníticos.
Un camino alternativo se dirige hacia el castillo y aldea histórica de Monsanto y después a Penamacor, localidad donde encontramos otro castillo y una antigua Iglesia de Santiago.

Batolito y aldea histórica de Monsanto

Desde Medellim se dirige la vía romana a Bemposta y continúa por las aldeas de Pedrogao, Mata Rainha y Quintas da Torre, donde existen los vestigios tardorromanos de la villa “Torre dos Namorados”, y finalmente llega a la población de Capinha, donde podemos observar un tramo de calzada junto a la capilla de San Marcos y un puente romano-medieval sobre la Ribeira de Meimoa.
Desde Capinha continúa la vía en dirección norte hacia Caria, después atraviesa la Ribeira de Caria por un antiguo puente medieval de cimientos romanos, y por Malpique contorna por oriente la aldea histórica de Belmonte, atravesado un fértil valle plantado de vides, hacia las impresionantes ruinas del foro romano de “Centum Cellas”.

Castillo de Belmonte, cercano a la Iglesia de Santiago Apóstol

Hay que destacar que cerca de de Belmonte se localizaron varios marcos miliarios junto a un tramo de esta calzada romana y que hoy se guardan en su castillo. También, es digno visitar el conjunto histórico del castillo medieval de Belmonte con la aledaña Iglesia del Apóstol Santiago y el panteón de Pedro Álvares Cabral descubridor de Brasil. Desde el castillo disfrutamos de una magnífica vista del Parque Natural de la Sierra de la Estrella.

Miliarios de la calzada romana recogidos en el castillo de Belmonte

La calzada romana en las cercanías de Centum Cellas, Belmonte (Portugal)


Tramo IV: BELMONTE- FAMALICAO DA SERRA- RÍO MONDEGO.

Desde la estación de ferrocarril de Belmonte la calzada se dirige hacia las ruinas del foro romano de “Centum Cellas”, próximo a la población de Colmeal de la Torre, en cuyas cercanías aparecieron, un miliario de Constancio Cloro y otro anepígrafo que se encuentran en el Castillo de Belmonte.
Antes de llegar a Colmeal de la Torre la calzada romana vira al oeste por la margen izquierda de río Zézere hacia el caserío de Lameira y el pueblo turístico de Valhelhas. En Lameira también aparecieron, un miliario de Tácito y otro anepígrafo, que están así mismo en el Castillo de Belmonte. Después la vía sale al norte de Valhelhas por la capilla de San Antón, sube por un largo y estrecho valle hacia Barrelas, Cadouço y Quinta da Eira, donde también se encontraron varios marcos miliarios hoy conservados en el Museo Regional de la ciudad de Guarda, hasta llegar al bonito pueblo de Famalicao da Serra donde la calzada es conocida como “Estrada de Viriato o de Herodes”, la cual continúa remontando hacia el oeste por una empinada ladera de la Sierra de la Estrella para llegar hasta la Quinta da Taberna junto al río Mondego.

Foro romano de Centum Cellas (Belmonte)

Tramo V: RÍO MONDEGO-ABRUNHOSA A VELHA-VISEU.

Atravesando el río Mondego por la Quinta da Taberna la vía se dirige hacia el norte y llegar a Videmonte, en plena Sierra de la Estrella, desde esta localidad gira hacia el oeste para cruzar la aldea histórica de Linhares, donde visitamos su castillo construido sobre un peñasco granítico y reedificado por Alfonso III de León. La calzada es llamada aquí “Estrada dos Almocreves”. Sale de Linhares por la iglesia de la Misericordia, gira a la izquierda donde vemos un tramo que desciende hacia la Ribeira de Linhares y Figueiró da Serra.

Valle glaciar del Zézere, Sierra de la Estrella (Manteigas)

Continúa por Vila Cortés da Serra, Ribamondego, puente romano y medieval da Ribeira, atraviesa el rio Mondego por Cabra y llega a la población de Abrunhosa-a-Velha, donde se localizaron cuatro miliarios, uno de Adriano con la milla XVIII, contando a partir de Viseu.
La calzada se observa bien por Santiago de Cassuraes, Almeidinha y Mangualde. En Mangualde fue localizado un miliario con la milla XI y unos tramos de calzada junto a la Quinta da Raposeira. Continúa por Roda, Fagilde, pasa sobre el río dao, Prime y finalmente llega a la Ciudad de Viseu donde nuestra vía entra por la necrópolis y la puerta de la Ciudad Antigua junto a la capilla de San Miguel.

El campamento romano, con forma octogonal, de Viseu

Viseu fue, durante la dominación romana, un centro urbano de gran importancia y nudo de comunicaciones de su extenso territorio, como se puede comprobar por los vestigios arqueológicos encontrados en la región, entre los que destacan numerosos marcos miliarios y principalmente la red de calzadas romanas. En el siglo VI, bajo el dominio de los visigodos, la ciudad de Viseu es elevada a sede de diócesis, se dice que el rey visigodo Ramiro está sepultado en la iglesia de San Miguel do Fétal. El campamento romano, con forma octogonal y dos kilómetros de perímetro, llamado la “Cava de Viriato”, es también un fiel testimonio de la importancia estratégica que tuvo Viseu como punto de vigilancia de todas las vías del norte de la provincia de Lusitania que en él convergían. Una de estas vías, continuación de la que hemos descrito, enlazaba el campamento de Viseu con la ciudad romana de Bracara Augusta, desde allí era fácil acceder a todos los caminos de la provincia de Gallaecía, y a partir del siglo X, llegar desde el suroeste peninsular hasta el Santo Sepulcro del Apóstol Santiago.

Calzada medieval en la salida oeste de Linhares

3 comentarios:

Isaac dijo...

Estupendo trabajo el que has realizado en esta vía romana, una gran desconocida en estas investigaciones. Ánimo porque tienes una labor importantísima que realizar en las vías de Extremadura. Obtienes la información sobre el terreno como nadie.
Un abrazo.
Isaac Moreno

Juan Gil Montes dijo...

Gracias maestro.

Miguel dijo...

Olá
Estupendo. Fabuloso !!!!
Há muitos anos que ando a estudar a via da estrela.
Podes dar-me mais informação ???
Meu email
miguel.sampaio.k2@sapo.pt
1 abraço e um queijo da serra
Miguel K2 Sampaio