22 de noviembre de 2009

LA CIUDAD DE BOUTILIMIT (MAURITANIA)

Una población amenazada por el cambio climático.



Boutilimit es una ciudad del suroeste de la República Islámica de Mauritania, en la región de Trarza, con unos 30.000 habitantes y que dista 164 kilómetros de la capital del país, Nouakchott. La ciudad ha sido un importante centro de escuelas coránicas y posee una de las bibliotecas de manuscritos medievales más importantes de Mauritania, junto con la antigua población de Chinguetti.
En Boutilimit nació el líder de la independencia de Mauritania y presidente del país hasta 1978, Moktar Ould Daddah.

Cuando Mauritania alcanzó la independencia en 1960, el plan de construcción de una carretera que uniera la nueva capital, Nouakchott, con el este del país se planteó como una cuestión política primordial. La carretera, llamada en francés “Route de l'Espoir”(Ruta de la Esperanza) empezó a construirse en los primeros años setenta, terminando en Néma en los años ochenta tras cubrir 1200 km, con lo que se ponía fin a la incomunicación de las regiones interiores de mayor riqueza agrícola y agropecuaria con la costa. La existencia de esta carretera, con numerosos pozos perforados de abundante agua a lo largo de su recorrido, favoreció un proceso de sedentarismo de las poblaciones nómadas, con una concentración de la presión humana y animal, fundamentalmente camellos y cabras, sobre un ecosistema ya debilitado por la larga sequía de los años setenta y ochenta, durante la cual las precipitaciones se redujeron al 50 por ciento de sus niveles anteriores.
Boutilimit desde el aire atravesado por la Ruta de la Esperanza


La “Ruta de la Esperanza” actuó pues como vía de atracción de nómadas en proceso de sedentarismo. Este proceso, desarrollado en una zona climática con una pluviometria anual de 60 a 200 mm, fue sobre todo urbano. La tasa de crecimiento anual de la ciudad de Boutilimit, se multiplicó por seis, antes era del 2,4 por ciento y aumentó al 13,1 por ciento en el período de 1971 a 1978, pese a su situación en una zona de solo 100 mm. anuales de pluviometría media (ver mapa).

Es una zona con clima árido y precipitaciones que son inferiores a los 200mm anuales.

Tras perder gran parte de su ganado mayor, vacas y camellos, los antiguos nómadas subsistieron al principio gracias a la ayuda alimentaria que llegaba por la carretera, pero luego emprendieron otras actividades económicas facilitadas también por la propia carretera, en particular pequeñas tiendas comerciales y algunos talleres. Pero la población de la ciudad de Boutilimit, junto con la de las localidades cercanas, sigue dedicandose fundamentalmente a la ganadería. Veamos un mercado en las calles de Boutilimit:

El ganado menor de la población ya sedentaria, cabras y ovejas, y la búsqueda de leña a lo largo de la Ruta degradó un arbolado ya frágil como consecuencia de la sequía. La pérdida de la vegetación dio paso a los procesos de erosión y sedimentación eólica con la consiguiente invasión de la carretera por la arena.
Como consecuencia de estos pequeños asentamientos humanos comenzó la degradación del arbolado, se destruyó la escasa cubierta vegetal de las vallonadas, tanto arbórea como arbustiva, y los montículos de arenas rojizas se pusieron en movimiento, formándose enormes dunas móviles que fueron cubriendo la región en zonas cada vez más extensas.



HIDROGEOLOGÍA DE LA REGIÓN DE BOUTILIMIT

El presente informe trata sobre la situación del recurso en aguas subterráneas en la ciudad de Boutilimit y en los poblados de sus alrededores inmediatos.
La villa de Boutilimit se encuentra situada en la provincia o Wilaya de Trarza de unos 70.000 Km2, que ocupa gran parte de la amplia región geológica llamada “bassin cotier”, es decir, “cuenca costera” senegalo-mauritana, la cual constituye un gran acuífero subterráneo cuya extensión superficial es mucho mayor que toda Extremadura.Ver el mapa con los principales acuíferos del Sahara:


El clima árido de la región es de tipo sahariano, con temperaturas relativamente elevadas la mayor parte del año, que pueden sobrepasar los 40ºC.
Las lluvias son escasas, con un máximo anual en las precipitaciones del orden de 200 mm. que se registran entre los meses de agosto y septiembre.
Los vientos dominantes son de dirección noreste–suroeste, responsables de la formación y avance de numerosas dunas móviles que cubren la mayor parte de este territorio, denominado Sahel o Sáhel (palabra árabe que significa borde) por situarse en el borde sur del desierto de Sahara.

Las formaciones geológicas del subsuelo de la región de Boutilimit están constituidas por materiales sedimentarios marinos de la era terciaria, cuyas rocas más comunes son areniscas y arcillas arenosas semipermeables, depositadas horizontalmente en lo que fue una amplia depresión sedimentaria costera conectada con el océano Atlántico.
Esta depresión geológica se colmató a finales del terciario con otros materiales de origen continental: arenas gruesas muy permeables, con intercalaciones de arcillas y arenas lacustres semipermeables, y finalmente, un suelo vegetal limo-arenoso cubierto por las arenas eólicas de las dunas.

Desde el punto de vista hidrogeológico estas formaciones sedimentarias constituyen en su conjunto un gran “acuífero multicapa” en el que se distinguen tres niveles permeables que almacenan aguas subterráneas:

- Capa freática situada entre los 10 y los 50 metros de profundidad.

- Capa subfreática entre los 60 y los 90 m. de profundidad.

- Nivel profundo de naturaleza calcárea o “Maestrichien”, con profundidades superiores a los 100 m. y una salinidad del orden de 4 gr/l.

La mayor parte de los pozos antiguos en la región de Boutilimit han sido excavados a “pico y pala” y revestidos con “anillos de hinca” de hormigón armado hasta 60 m.

Los más modernos son sondeos perforados hasta 90 m. y revestidos con “tubería de puentecillo” de hierro, realizados fundamentalmente para captar aguas subterráneas en las dos primeras capas citadas y que pueden suministrar caudales medios del orden de 3 litros/segundo.

Dado al origen marino de esta cuenca costera, es totalmente previsible que a grandes profundidades (superiores a los 100 m.) existan aguas salobres de mayor densidad que las aguas dulces, procedentes de las recientes precipitaciones, las cuales se encuentran hoy almacenadas en las capas más superficiales.

Debido fundamentalmente al aumento de la salinidad de estas aguas con la profundidad no sería nada aconsejable realizar pozos por debajo de los 100 m., lo cual aumentaría significativamente el caudal de las captaciones, pero corremos el riesgo de obtener peor calidad del agua potable, y además, se agotarían antes las reservas hídricas del acuífero carentes actualmente de recarga hidrológica por falta de lluvias suficientes.

Las reservas del acuífero de Trarza han sido estimadas en 20 mil millones de metros cúbicos de agua, pero aún así, su explotación deberá realizarse de forma racional y sostenible, para facilitar una larga durabilidad a través del tiempo, evitando los bombeos que conduzcan a la sobreexplotación de este importante recurso en una región desértica de clima árido y tan necesitada de agua.

Para ampliar más datos consultar la página web:

http://rebibir.org

del PROYECTO REBIBIR, que ha sido creado por varias empresas extremeñas para ayudar, mediante huertos ecológicos y bombeos con energía solar, a los poblados seminómadas de los alrededores de Boutilimit.

2 comentarios:

Mohamed dijo...

Artículo de Niza. Y demuestra que usted conoce bien la historia de nuestro
ciudad.

KINI dijo...

Gracias Juan ,por la información de la zona , muy interesante.